Empezó el juicio a la mujer que cortó los genitales de su amante con una tijera de podar

Nacionales 26 de agosto de 2019 Por
La agresión fue en noviembre de 2017, en Córdoba. "Ella se sintió cosificada porque él compartió videos íntimos que eran de los dos", justificó su abogado.
ww

Casi dos años después del ataque, empezó el juicio contra la mujer que le cortó los genitales a su amante con una tijera de podar. Ocurrió en la capital de Córdoba, en noviembre de 2017. "Ella se sintió cosificada porque él compartió videos íntimos que eran de los dos", aseguró uno de sus abogados en el primer día de audiencias.

El proceso está a cargo de la Cámara II del Crimen la provincia y la acusada es Brenda Barattini, una arquitecta de 27 años que atacó a su amante en un departamento de la calle Chacabuco al 500 del barrio Nueva Córdoba. Está imputada por "lesiones gravísimas", pero la fiscal Laura Batistelli confirmó que pedirá un cambio de carátula a "tentativa de homicidio".

"La muerte o la vida de la víctima no dependió del accionar de la imputada, sino de la intervención de vecinos, una enfermera y el médico que lo atendieron. Si uno ve las circunstancias, la vida de él dependió de quienes intervinieron", dijo Batistelli a medios cordobeses, a la hora de justificar su pedido.

Sin embargo, el defensor de Barattini, Lucas Olmos, rechazó esa posibilidad: "La intención de ella no fue homicida, sino que hizo lo que quiso, es decir, lesionarlo en los genitales. Incluso no hubo una mutilación, solo hubo una sección parcial del miembro, en la parte del cuero cavernoso - columnas de tejido eréctil-, de un 40%".

"Se hicieron todas la tareas para que la víctima pueda tener una vida medianamente normal a pesar del trauma que sufrió en ese momento", señaló Olmos al ser consultado por los motivos que llevó a la mujer a efectuar el ataque, relató: "Tenían filmaciones y videos íntimos. Ella se sintió cosificada, un trofeo, fue porque los vídeos él se los pasó a otros amigos". 

El abogado resaltó que la explicación de su clienta "no es una justificación, pero si una explicación a lo que ella vivió durante casi un año". En cuanto a la pena que podría caberle, evaluó: "Por lesiones gravísimas el código penal establece un mínimo de tres y un máximo de 15 años de cárcel. Si fueran lesiones graves, que no han dejado secuelas, serían de tres a diez".

"Ella se mostró absolutamente consternada por lo que sucedió. Desde su detención, su vida se ha deteriorado. Está muy mal anímicamente, lloró cada vez que la trajeron a los Tribunales", describió Ivan Sironi, el otro abogado de Barattini que el juicio "puede llegar a durar de 15 a 20 días, dependiendo si la fiscal pide cambiar la carátula". 

Barattini está presa en el penal de Bouwer desde fines de noviembre de 2017, luego de seccionar el pene de su amante, a quien le reconstruyeron el órgano genital. El hombre atacado, de 42 años, fue rescatado por vecinos que oyeron gritos y dieron aviso a la Policía.

En un principio, Brenda denunció que la agresión se debió a que había sido violada, pero su estrategia de defensa se derrumbó con el correr de la investigación.

Te puede interesar