Madre del jujeño accidentado en Bolivia agradeció al gobierno de Gerardo Morales

Nacionales 31 de enero de 2019 Por
La mujer agradeció al gobierno provincial por abonar el gasto que significó que lo atendieran de emergencia en ese país y así lograr repatriar a su hijo. En la clínica de Cochabamba le pedían 10 mil dólares para operarlo de la columna.
sasa_crop1548957644324.jpg_1734428432
FOTO GENTILEZA EL TRIBUNO DE JUJUY

La madre del músico jujeño Manuel Vilca, quien tuvo que ser repatriado en un avión sanitario desde Bolivia tras sufrir un accidente, aseguró que el joven "está bien" a la espera de ser intervenido quirúrgicamente por una fractura lumbar.

María Calisaya, la madre del músico, agradeció al gobierno provincial por abonar los gastos médicos porque las autoridades de Bolivia no lo dejaban salir de ese país ante su imposibilidad de pagar los honorarios de los hospitales que lo atendieron en la emergencia.

"El está bien, esperando los resultados para ver si lo operan hoy, todavía no me comunicaron nada", dijo Calisaya en diálogo con radio Continental.

La mujer contó que su hijo primero fue internado en un hospital de Oruro, donde se accidentó el 8 de diciembre, y que allí lo operaron de una fractura en el pie, y el 15 de diciembre lo trasladaron a una clínica en la ciudad de Cochabamba, donde le pedían 10 mil dólares para que le realizaran una operación de columna.

"Como era imposible juntar ese dinero, no me quedo otra que salir en los medios, no tenia ni el dinero para el traslado", explicó la mujer.

Calisaya aprovechó la entrevista para agradecer al gobierno de Jujuy "que me dio una mano, yo no tenia los medios" y contó lo que sufrió mientras su hijo estuvo internado en Bolivia, ya que además explicó que nunca le hicieron una tomografía.

"Todo lo que dijo el gobernador fue así, mi hijo tenía amistades pero era imposible juntar esa cantidad, ni siquiera me querían dar la historia clínica, lo que único que puedo decir es que tuvo que pagar el Gobierno esa plata para poder salir de Bolivia", añadió.

Por su internación de cinco días en Oruro le cobraron 121.312 pesos argentinos y 7.000 dólares en la otra clínica pero además el gobierno de Jujuy abonó otros dos mil dólares para que lo dejaran salir de Bolivia.

Te puede interesar