Los buenos actos deben ser resaltados, y en lo posible se debe buscar contagiarlos. Tal es el caso de lo realizado por Miguel Matews, un empleado del Teleférico San Bernardo, quién encontró una billetera con más de 90 mil pesos adentro, y la devolvió a su dueño.

Miguel «salvó» las vacaciones de una familia oriunda de Entre Ríos que había escogido el teleférico para pasar un buen momento, y que se la habían olvidado en una góndola tras un paseo.

Miguel, se acercó a la góndola para sanitizarla y se encontró con el estuche. Tras esperar que regresen sus dueños, y ante la negativa, decidió contactarlos por las redes sociales y luego entregarselas.