El intendente de Tartagal, Mario Mimessi, en comunicación con Radio Vos, sostuvo que el municipio no se encuentra preparado para una masividad de casos positivos.

«El hospital cuenta con 10 respiradores, tenemos además 200 camas en el hospital de referencia pero solo es para la atención de casos leves y de aislamiento preventivo para que cumplan la cuarentena» afirmó.

Mimessi, reconoció la labor que está realizando la ministra de salud, Josefina Medrano, quien desde ayer se encuentra trabajando en el norte de la provincia. «Creo que la ministra tiene un coraje increíble, y le hizo frente a esta situación de pandemia que nadie sabe como salir y nos está acompañando en este momento».

En cuanto a las medidas que tomaron en el municipio, aclaró que van a continuar en la fase 1 de cuarentena estricta, y con la llegada del ejército aumentaron los controles, principalmente en la frontera por la cantidad de ingresos que tuvieron de bolivianos con doble nacionalidad. «Lo que queremos es evitar el contagio a gran escala, es algo que no podemos permitir, lamentablemente somos hijos del rigor y la única manera de prevenir es con el aislamiento que todos deberán entender que es lo mejor» finalizó.