La Selección Argentina se entrenó ayer en Bilbao con miras a la Finalissima ante Italia y, luego de estudiar al rival, Lionel Scaloni paró el equipo que tiene en mente para el encuentro ante el campeón de Europa y dejó entrever algunas opciones.

La delegación argentina comenzó la jornada matutina con una sesión de videoanálisis en el hotel y luego partió en micro rumbo al predio de Athletic Club de Bilbao, lugar en el que desarrolló su penúltima práctica antes de emprender viaje a Londres para enfrentar a Italia.