Luego de que días atrás se diera conocer el caso de COVID19 en dos personas oriundas del Sur del País, que habían estado en el interior provincial y luego se habían trasladado a Salta capital donde estuvieron en contacto indirecto, a través de la novia, con un empleado de la Fiscalia N° 4 de Villa Mitre la dependencia fue puesta en cuarentena y recientemente se conoció que el primer test para todos los empleados afectados dio negativo.

Lo mismo sucedió con las personas de su entorno, con quienes mantuvo contacto estrecho. Tal como lo establece el protocolo del Comité Operativo de Emergencias, se realizará un segundo test, dentro de cinco días. El Procurador determinó que todo el equipo de dicha Fiscalía se mantenga en cuarentena hasta la confirmación definitiva del negativo.

Mientras tanto, será reemplazado por otro equipo del MPF, en la Fiscalía cuyas instalaciones fueron desinfectadas y fumigadas el viernes último.

El procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, decidió priorizar la salud de la comunidad y del personal del Ministerio Público Fiscal y dispuso que los empleados que estuvieron en contacto con el trabajador en cuestión, se mantengan en cuarentena. Será así hasta tanto se descarte por nuevo estudio la posibilidad de contagio.

En las instalaciones se tomaron todos los recaudos exigidos por el protocolo sanitario, ante la reapertura hoy lunes. Igual tratamiento sanitario se realizó sobre la sede de la Seccional Cuarta de la Policía de la Provincia, que funciona en el mismo edificio del barrio ubicado en la zona este de la ciudad.