El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó que el Gobierno nacional convocará a los distintos sectores de la producción de carne para comenzar a tratar el plan ganadero. «Estamos trabajando en la convocatoria para este viernes tener una primera reunión, que suponemos va a ser virtual, y luego la semana que viene presencial», indicó el ministro. «Si bien algunos sectores han manifestado su disconformidad respecto del cupo de exportaciones, es una medida transitoria que busca traer tranquilidad al mercado interno», agregó.

Por su parte, la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA) cuestionó el nuevo esquema para las ventas al exterior. «La aplicación de esta nueva restricción a las exportaciones de carne vacuna erosiona la confianza de todo comprador en nuestros mercados externos y pone inmediatamente en riesgo el mantenimiento de mercados que ya Argentina había logrado conquistar en los últimos años y que estaban transformando positivamente nuestra balanza comercial con países como China», sostuvo la entidad en un comunicado. Añadió que las medidas generan «un profundo daño en el entramado productivo, conspirando contra los objetivos enunciados por el Ejecutivo, al afectar la inversión de mediano y largo plazo».

«En el tema de la carne hay una fuerte tarea del Gobierno para cuidar el mercado interno sin desatender el comercio exterior. Hoy nos toca, luego de la publicación del decreto, la reapertura y todos los controles que la reapertura exige para que se exporte pero sin afectar ni descuidar el consumo interno», indicó la directora general de Aduanas, Silvia Traverso. La funcionaria recordó que la Aduana «denunció en su momento a 19 exportadores de carne que decían vender huesos sin carne no aptas para consumo humano, cuando era carne apta para el consumo. Facturaban menos, con lo cual había una evasión, tributaban menos y, además, ingresaban menos divisas de las que correspondían».

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, reconoció la posibilidad de que la entidad convoque a una medida de fuerza en protesta contra la reapertura parcial. «No descarto que haya más medidas de fuerza. Toda esta situación de cierre de exportaciones y la reapertura parcial genera en nosotros mucho enojo. No nos gusta esa manera de actuar. No estamos de acuerdo con que nos lleven a una situación donde, seguramente, los platos rotos los paguemos los productores. No descartamos ninguna medida. Estamos consultando con nuestros asociados y a la cadena de la producción para ver cómo seguimos», señaló Pino.