Una niña nació sin extremidades debido a una extraña enfermedad genética.

Una niña nacida sin las cuatro extremidades debido a un raro trastorno genético dejó desconcertados a los médicos y familiares de la pequeña que nació en la India ​. La madre, que según los medios locales tiene 28 años, dio a luz a la niña en el pueblo de Sakla de Sironj Tehsil en el distrito de Vidisha.

Según los informes, la beba  nació con un trastorno congénito autosómico recesivo, Tetra-Amelia, que se caracteriza por la ausencia de las cuatro extremidades. Las imágenes muestran a una mujer sosteniendo la beba a quien le faltan brazos y piernas y está envuelta en una manta.

El doctor Suresh Aggarwal, pediatra del Hospital Rajiv Gandhi Smriti, Sironj, dijo que la beba está perfectamente sana. Los médicos sugieren que la niña será llevada a más evaluaciones para verificar si sus órganos internos se desarrollaron correctamente.

El síndrome de Tetra-Amelia es un trastorno genético causado por mutaciones en el gen WNT3 y es extremadamente raro. Según Bhopal CMHO y el pediatra doctor Prabhakar Tiwari, el síndrome afecta a uno de cada 100,000 recién nacidos. Dijo que este es el primer caso de su carrera.

Un estudio de 2011 realizado por la doctora Eva Bermejo-Sánchez del Centro de Investigación sobre Anomalías Congénitas (CIAC) en el Instituto de Salud Carlos III en España muestra que el trastorno ocurre en aproximadamente uno de cada 71.000 embarazos.

Su madre, Jasmine Self, tenía cinco meses de embarazo cuando una ecografía reveló que las extremidades de su pequeña no se habían desarrollando. Después de ser aconsejada para interrumpir su embarazo, Self y su novio Rondell Wilson decidieron seguir adelante.

Uno de los casos más conocidos mundialmente de este trastorno se registró en Australia. Se trata de Nicholas James Vujicic que nació en 1982. En la actualidad, tiene cuatro hijos y es un reconocido autor de libros, que abarcan el tema del sentido de la vida.

Además, el orador motivacional viaja por el mundo para narrar su experiencia y probar que, sin importar las limitaciones, se puede salir adelante.