La Justicia salteña determinó entregarle el cuerpo de Gala Cancinos a su familia para que puedan realizar su despedida, luego de que los fiscales informaran acerca de las pericias realizadas sobre los restos hallados el pasado 3 de junio por un hombre cerca del Río Wierna.

De esta manera, la causa judicial fue cerrada, y los fiscales concluyeron que el adolescente se quitó la vida, en tanto que el médico forense indicó que falleció el 16 de mayo de 2017, el mismo día de su desaparición.

Según el Ministerio Público Fiscal, al no haber signos de violencia en el cuerpo, la hipótesis más fuerte es que Gala se quitó la vida. Recalcaron, además, que la familia estuvo de acuerdo con la inscripción de la defunción.

Cabe resaltar que no se hizo una autopsia porque no hay anatomopatológicos. Con las pericias en los restos óseos determinaron que no había rastros de violencia.

Frente a este contexto, la jueza interina de Garantías de 5ª Nominación, María Edith Rodríguez dispuso la inscripción tardía de la defunción de «Constanza Gala Cancinos» cuya identidad autopercibida habría sido Santiago o Nicolás Cancinos y autorizó en la misma resolución la entrega de los restos para la realización de la inhumación respectiva.

Por último, los padres del adolescente, Javier Cancinos y Mónica Ovando invitaron a acompañar y despedir los restos de Gala este miércoles en el crematorio ubicado en San Luis 548 a partir de las 16.30 h.