Una verdadera batalla campal tuvo lugar este martes en el Congreso de Bolivia, cuando un diputado y un senador se trenzaron en una pelea a golpes en plena sesión. El presidente de la Cámara baja, Freddy Mamani, salió a pedir disculpas.

La situación fue protagonizada por el senador Henry Montero, del partido opositor derechista Creemos, y el diputado Antonio Gabriel Colque, del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS). Todo comenzó cuando los parlamentarios escuchaban el informe del ministro del Interior Eduardo Del Castillo sobre la detención de la presidenta interina Jeanine Áñez en marzo pasado.

Tal como puede verse en las imágenes, que se viralizaron en las redes sociales, los representantes no tuvieron tapujos a la hora de golpearse a puñetazos y patadas, mientras sus compañeros intentaban separarlos. La golpiza terminó con los dos legisladores en el suelo.

El conflicto se inició cuando un funcionario nacional sostuvo la afirmación del oficialismo, respecto de que “hubo un golpe de Estado” en el país, y lo justificó al decir que esto fue lo que provocó la renuncia del entonces mandatario Evo Morales, en noviembre de 2019.