La imagen de Lionel Messi con sangre en su tobillo izquierdo impresionó y generó mucho susto durante el partido entre Argentina y Colombia por las semifinales de la Copa América, provocando el recuerdo de la icónica imagen de Diego Armando Maradona en el duelo contra Brasil en el Mundial de Italia 1990. La infracción contra la Pulga había sido por el ingresado Frank Fabra.

La jugada se originó a los dos minutos del complemento cuando el defensor de Boca, que había entrado en el entretiempo, buscó una pelota que le había rebotado tras un intento fallido por dominarla. Allí fue cuando sus tapones impactaron de lleno en el pie de la Pulga.

El árbitro venezolano Jesús Valenzuela no sancionó la falta, pero luego detuvo el juego y además amonestó a Fabra. El futbolista xeneize se acercó para pedirle disculpas a Messi y en las imágenes pareciera que aprovechó la oportunidad para pedirle que le cambie la camiseta tras el encuentro.