Una mujer policía fue encontrada el jueves de la semana pasada, asesinada a balazos en una vivienda de la ciudad de Rosario de la Frontera, en el sur de la ciudad. El principal sospechoso es su pareja, también miembro de la fuerza de seguridad.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron que el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, tomó intervención en el hecho, ocurrido en el barrio Carmen Salas, de esa ciudad, que está a 185 kilómetros al sur de la capital salteña.

Allí fue hallado el cuerpo sin vida de la cabo Gladys Paz, con signos de haber recibido disparos de un arma de fuego, y en el lugar trabaja personal policial y de peritos de Criminalística.

Los investigadores buscaban intensamente a la pareja de la mujer, que se encuentra prófugo y que también es policía, debido a que es el principal sospechoso del ataque, indicaron los voceros.

Se trata del agente Nicolás García, quien hoy no se había presentado a trabajar, por lo que sus compañeros de la dependencia en la que se desempeñaba lo fueron a buscar y hallaron el cuerpo de la joven víctima, que era mamá de un niño pequeño.

Carlos, hermano de Gladys, manifestó en Radio Vos que aun piden que se encuentre al hombre responsable, ya que continua prófugo de la justicia y aun portando el arma reglamentaria. «No imaginábamos que ella iba a terminar de esa manera» dijo el hermano.