Tras el intenso calor llegó la tormenta, y en algunos casos, el granizo.

Durante este miércoles se registró una temperatura de más de 33 grados, y la sensación térmica pasó los 35.

Pasadas las 16 horas se comenzaron a armar frentes de lluvia y de un momento a otro comenzó la caída de granizo. De acuerdo a lo informado por lectores de Salta Comparativa, la caída de piedras se dio en zona sur (Santa Ana y alrededores) zona de Plaza Alvarado, zona Monumento a Güemes.

Tras la lluvia nuevamente salió el sol y la humedad fue en ascenso.