La ministra de Salud, Carla Vizzotti, remarcó este miércoles que está en análisis «la combinación de vacunas» para completar los esquemas de vacunación de personas que recibieron una única dosis y adelantó que las negociaciones del país con Pfizer están «en el último tramo».

Asimismo, Vizzotti se refirió a la polémica que se había generado con el vacunatorio VIP que derivó en la salida de su antecesor Ginés González García al señalar que ese hecho de «vacunar a algunas personas es un error que está saldado».

Rusia explicó por qué demora la segunda dosis de Sputnik V

Respecto al avance con Pfizer explicó: «Estamos haciendo las gestiones para un convenio bilateral con Jasen y Moderna. Estamos en los últimos tramos de las negociaciones con Pfizer».

«Con Pfizer tenemos un problema legal, que es esa palabrita ´negligencia´ en la Ley de Vacunas», detalló la funcionaria en declaraciones a la señal de cable A24.

Asimismo, más temprano y en declaraciones radiales, sostuvo: «Siempre se supo que los virus respiratorios tienen mutaciones. Todos los laboratorios piensan en las dosis de refuerzos».

En ese sentido, Vizzotti manifestó que «se está evaluando la combinación de vacunas» y explicó que las suministradas contra el coronavirus no son como las del sarampión. que «son dos refuerzos que duran para toda la vida».

«Siempre se supo que se iban a necesitar refuerzos y que iban a tener que adaptarse a posibles mutaciones, lo que no se sabe es cómo ni cuándo van a aparecer», expresó la funcionaria nacional.

Al respecto, Vizzotti agregó: «Esas mutaciones requieren que la vacuna se adapte, algo que lleva un tiempo en todo el mundo, por lo que casi todos los laboratorios ya están pensando en las dosis de refuerzo para mejorar la inmunidad ante las nuevas situaciones».

«Todas las vacunas que se están utilizando en el mundo fueron claves para disminuir la mortalidad», aseguró la ministra.

La funcionaria consideró, además, que «es importante la responsabilidad individual de comprender la relevancia que tiene la cuarentena obligatoria de siete días al llegar el país».

«Es importante sostener las medidas de cuidado, aún avanzando la vacunación; porque respecto al ingreso de algunas de estas variantes, el sostenimiento de las medidas de cuidado puede mitigar su transmisión», remarcó Vizzotti.

«Con mucho monitoreo, y sabiendo que el virus también juega, septiembre es un horizonte temporal realista. Tenemos que saber que esto no termina en septiembre ni en Argentina ni en ningún lugar del mundo», concluyó.