En un encuentro que encarriló muy rápido y en el que su rival, el alemán Philipp Kohlschreiber, de 37 años, tuvo problemas físicos, el argentino Diego Schwartzman pasó este sábado con mucha holgura a los octavos de final del Roland Garros por tercera vez en su carrera.

El Peque, décimo en el ránking mundial, espera ahora por el desenlace del choque entre el juvenil español Carlos Alcaraz (18 años) y el alemán Jan-Lennard Struff para conocer a su próximo rival.

Schwartzman, semifinalista en 2020 en Roland Garros y cuartofinalista en 2018, ganó en tres sets (6-4, 6-2 y 6-1) en dos horas y 2 minutos.

En un encuentro disputado en la cancha Suzanne Lenglen, la segunda más importante del torneo, ante unos 250 espectadores, el argentino dominó en todo momento ante un rival desconcentrado.