El elemento estaba oculto en la comida destinada a una persona privada de la libertad, que se encontraba alojada en la Comisaria N° 42 de la ciudad de Tartagal.

Durante el fin de semana, efectivos de Comisaria N° 42 de la ciudad de Tartagal mientras realizaban el control de los elementos destinados a las personas privadas de la libertad que se encuentran en esa dependencia, detectaron elementos prohibidos.

Se trataba de un teléfono celular oculto entre los alimentos que había dejado una mujer, familiar de una persona detenida.

En consecuencia, el elemento fue secuestrado y la mujer quedó a disposición de la Justicia.