Hoy al mediodía se confirmó lamentablemente la pérdida de un trabajador de Saeta.

Según trascendió sería un chofer quien se encontraba aislado desde marzo por ser personal de riesgo.

Desde fines de agosto fue internado en una clínica privada por presentar síntomas compatibles con COVID, presentaba una enfermedad preexistente que empeoró su estado de salud.