La jefa del programa de Inmunizaciones, Adriana Jure, indicó que la vacuna antigripal sirve para reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por la infección del virus influenza.

Para esta inmunización no se requiere turno previo, sino que cada persona que sea parte de la población objetivo debe asistir al servicio de salud donde se vacuna habitualmente.

En el caso de aquellos que son asistidos por agentes sanitarios, “se le aplicará en el domicilio”, explicó Jure.

La vacuna antigripal está en el Calendario Nacional de Vacunación desde 2011, es obligatoria y gratuita para las personas que están dentro de los grupos de riesgo que residen en la provincia de Salta:

  • Personal de salud
  • Embarazadas: en cualquier trimestre de la gestación
  • Puérperas: hasta el egreso de la maternidad –máximo 10 días-, si no recibió la vacuna durante el embarazo
  • Bebés de 6 a 24 meses de edad: son dos dosis separadas por, al menos, un mes de diferencia.
  • Personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo: tales como diabetes, obesidad, enfermedad respiratoria, cardíaca, VIH, etc. Requiere orden médica, debiéndose detallar el grupo de riesgo al cual pertenecen
  • Personas de 65 años y mayores: No requiere prescripción médica y se aprovechará la oportunidad para aplicar la vacuna contra neumococo, según corresponda

Vacuna contra la COVID-19

La campaña de vacunación contra la gripe se realizará en simultáneo con el plan de vacunación para la prevención del coronavirus.

Las personas que fueron inoculadas contra la COVID-19 y que deban recibir la antigripal tienen que esperar un intervalo mínimo de 14 días.

Si es contacto estrecho de una persona positiva de coronavirus y aún no terminó el periodo de aislamiento; o si presenta alguno de los siguientes síntomas: fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, falta de gusto u olfato, dolor de cabeza, vómitos, diarrea, congestión nasal o rinitis, no asista al Centro de Vacunación.