Tras el fallecimiento de Diego Maradona, a los 60 años a causa de un paro cardiorrespiratorio, el mundo del fútbol se vio conmocionado. Por esa razón, la Conmebol suspendió el partido de esta noche que iban a jugar Inter de Porto Alegre ante Boca.

El encuentro que estaba pactado para las 21.30 en el estadio Beira-Rio, en Brasil, no se realizará. Incluso, Boca declarará, en un comunicado, que hará tres días de duelo en sintonía con lo hecho por el Gobierno Nacional.

El máximo ente del fútbol en Sudamérica quiere que mañana se dispute el encuentro. En el club, sienten que es lícito el pedido porque murió el máximo jugador en la historia del fútbol mundial y que, además, era hincha de Boca.

Diego Maradona era confeso fana de Boca y jugó en el club en dos períodos: entre 1981 y 1982, el primero; entre 1995 y 1997, el segundo. En el Xeneize ganó un título, el Metropolitano del ’81.

Tras recuperarse de la cirugía de un hematoma subdural en el cerebro, Maradona se hospedó en una casa en Tigre. Allí murió, acompañado por sus allegados.

La Conmebol, finalmente, confirmó las dos fechas en las que se disputara la serie entre Inter y Boca por los octavos de final de la Libertadores.

El ente sostuvo, a partir de un comunicado, que la ida será el 2 de diciembre en el Beira-Rio, a las 21.30. La vuelta, en La Bombonera, se hará el 9 del mismo mes e iniciará también en el mismo horario.

Además, los cuartos de final de las llaves E y D fueron suspendidos, obviamente por las razones descriptas. Todavía no se saben las fechas, serán informadas con posterioridad.