Fernando Mazzone, titular de CTA Salta, explicó la nota enviada al gobernador en la que plantean la urgente necesidad de mejorar la comunicación entre los gremios y la cartera educativa. “En la parte salarial el gobierno cumplió a rajatabla, pero todo lo contrario en lo específico de nuestro trabajo. Lo que rebalsó el vaso fue que avisaron un domingo a la noche que las inscripciones a la junta no se iban a hacer, ni siquiera hay una normativa elaborada para los concursos”, indicó.

Los gremios docentes de la ADP, UDA, UPCN, ATE, AMET, Sadop y la Central de los Trabajadores de la Argentina Salta (CTA) cuestionan al ministro de Educación, Matías Cánepa, y a su equipo de trabajo por «reiteradas equivocaciones y rectificatorias producto de la improvisación».

Las innumerables desprolijidades del Ministerio de Educación colmaron la paciencia de los gremios docentes. Vuelta atrás en resoluciones, falta de transparencia y ni hablar de la falta de carácter para un inicio de clases. “En la toma de exámenes para finalización de ciclo no se presentó ni el 3% de la cantidad total de alumnos. Tras la marcha atrás en la Resolución 140, abrieron solamente las escuelas que estaban en condiciones sanitarias. Inventaron un permiso para que los chicos lleguen a la escuela, pero tenía que estar firmado por el director, pero ¿cómo haría el alumno para llegar al colegio?”, afirmó con vehemencia el titular de CTA Salta.

La nota enviada al gobernador reza: “Solicitamos interlocutores válidos para la toma de decisiones, consideramos que la estructura de educación está fracturada y la existencia de dos ministerios paralelos nos lleva a declararnos en estado de alerta y reiteramos el pedido de reapertura de paritarias solicitada mediante nota con fecha 30/07/2020”.