Pese a las cifras crecientes en el número de infectados ayer las playas estuvieron llenas, ignorando restricciones.

Brasil rebasó este domingo la barrera de los 50.000 muertos por coronavirus tras registrar 632 nuevos fallecidos diarios y alcanzar 50.608 en total, a poco más de tres meses de la confirmación de la primera muerte en el país, según datos oficiales de las Secretarías regionales de Salud.

De acuerdo con los datos compilados por el Consejo Nacional de las Secretarías de Salud (Conass), el país reportó además 17.304 nuevos contagios por la Covid-19 en las últimas 24 horas, con lo que el total de infectados supera el 1,84 millón.

Esta semana Brasil registró cinco jornadas consecutivas por encima de la barrera de los 1.000 muertos, lo que confirma al país como el segundo del mundo tanto en número de víctimas como de contagios, solo detrás de Estados Unidos.

Ayer el país fue escenario de múltiples protestas y manifestaciones a favor y en contra del presidente Jair Bolsonaro, quien enfrenta una seria crisis política, entre otras cuestiones por su política frente a la pandemia.

Las cifras apuntan que el virus sigue avanzando aceleradamente en Brasil pese a que los especialistas alertan que la pandemia todavía no alcanzó su pico en el gigante sudamericano, de unos 210 millones de habitantes.

De acuerdo con los datos de las 27 Secretarías regionales de Salud del país, San Pablo, el estado más poblado de Brasil y donde viven cerca de 46 millones de personas, sigue como epicentro de la enfermedad, con 12.588 muertos y casi 220.000 casos confirmados de Covid-19.

El segundo estado más azotado por la emergencia sanitaria es Río de Janeiro, que ya contabiliza 8.875 fallecidos y se acerca a los 100.000 infectados.

Pese al creciente número de contagios, centenares de personas volvieron a ignorar las prohibiciones impuestas por las autoridades sanitarias y llenaron las playas de la «ciudad maravillosa» este domingo.

En el empobrecido nordeste brasileño, la situación más delicada se encuentra en el estado de Ceará, que alcanzó los 5.523 decesos y podría sobrepasar a Río de Janeiro en número de contagios los próximos días. Diversos estados y ciudades brasileñas empezaron a inicios de junio su proceso de reapertura gradual de la economía, pero muchos municipios han dado marcha atrás esta semana debido al acelerado ritmo de expansión del virus.

Diversos políticos, personalidades y movimientos de la sociedad civil lamentaron las más de 50.000 muertes alcanzadas tras cuatro meses del inicio de la pandemia y poco más de tres desde el registro de la primera muerte. El exministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, destituido por Bolsonaro debido a las divergencias entre ambos sobre el combate de la pandemia, expresó su respeto a las víctimas y dijo que «reza» por el país

«50.000 vidas perdidas. Mi respeto a las víctimas. Mi ex paciente llamado Brasil, rezo por ti! Quería tanto no alcanzar esta marca», expresó Mandetta en su cuenta de Twitter.

Agregó que el país debe «luchar» y mantener el «foco» y la «disciplina», así como defender la ciencia y el sistema público de salud.

Perú: Superan la barrera de los ocho mil fallecimientos

Perú, el sexto país con más casos confirmados de coronavirus en todo el mundo, sobrepasó ayer la barrera de las 8.000 muertes por la enfermedad, incluida la de un alcalde, informaron fuentes oficiales. El país contabilizaba 254.936 contagios desde el comienzo de la pandemia (3.598 en las últimas 24 horas), de los cuales 8.045 personas fallecieron (184 en el último día) y 141.967 ya se curaron tras haberse infectado (3.204 nuevas), informó el Ministerio de Salud.

Entre las víctimas fatales figura Carlos Valqui, alcalde de Ticlacayán, en el departamento central Pasco, quien murió ayer a la mañana a los 48 años, tras permanecer algunos días en terapia intensiva con respiración mecánica, según la agencia de noticias Andina. También en Pasco, el domingo pasado había fallecido por coronavirus el regidor (concejal) de Yanacancha Eloy Ureta. Igual que Valqui, tenía 48 años y había pasado sus últimos días internado en terapia intensiva. Mientras tanto, los centros comerciales aprestaban sus preparativos para reabrir en la jornada de hoy sus puertas al 50% de su capacidad y con estrictos protocolos sanitarios.

Colombia: Se unen a ensayo clínico de la OMS sobre tratamiento 

Colombia, que con más de 65.000 casos es el cuarto país más afectado por la pandemia en Sudamérica, informó ayer que participará en un estudio clínico multinacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para encontrar un tratamiento contra el coronavirus. El ensayo clínico de la OMS conocido como Solidaridad, busca evaluar la seguridad y eficacia de cuatro posibles tratamientos contra el coronavirus con la participación de cerca de 4.000 pacientes de 25 países.

“Colombia se suma a la lista de países que abren sus puertas al estudio Solidaridad, un ensayo clínico puesto en marcha por la OMS y sus asociados, para encontrar un tratamiento eficaz contra el Covid-19”, informó el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) en un comunicado. “(El estudio) permite llevar a cabo procesos de evaluación sustentados en la independencia, imparcialidad y objetividad frente a los datos clínicos necesarios para determinar la viabilidad de posibles alternativas terapéuticas para el tratamiento de enfermedades como el Covid-19”, agregó el texto.

Autocrítica en Chile

El Gobierno de Chile reconoció ayer que no ha “hecho tan bien” las cosas frente a la pandemia de coronavirus, en particular en materia “de trazabilidad y aislamiento”, en vista del gran aumento en las cifras de contagios con Covid-19 en el país. En lo que hace al reporte de ayer, el Gobierno chileno informó 184 fallecidos inscriptos en el Registro Civil y 5.609 contagios, según publica el diario El Mercurio en su página de internet.

“Probablemente no lo hemos hecho tan bien en trazabilidad y aislamiento. En identificar rápidamente a los contactos estrechos y aislarlos rápidamente si no tenían las condiciones de hacerlo. Eso lo estamos mejorando”, reflexionó la vocera del Gobierno, Karla Rubilar, en declaraciones realizadas en el gubernamental Palacio de la Moneda, publicadas por radio Cooperativa y El Mercurio. De esta forma, Rubilar se refirió a la información entregada ayer por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (Deis), donde se da cuenta de 4.075 muertes confirmadas por Covid-19 en el país, y 3.069 sin confirmación por test PCR, lo que eleva el total de fallecidos -según estos datos- a 7.144. Es por esto, agregó Rubilar, que “hemos aumentado diferentes sistemas de trazabilidad en las regiones, estamos con residencias sanitarias”.