Alicia Kirchner: "Entiendo el enojo, a mí no me terminaron de pagar enero"

Nacionales 27 de abril Por
La gobernadora de Santa Cruz negó que la intervención sea el camino para resolver los problemas financieros. Criticó a Macri por referirse al estado provincial como 'aguantadero'. El mensaje a los santacruceños.
descarga (1)

Tras reiterar que recibió la provincia quebrada "con un déficit de más de $ 6.700 millones", la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, dijo que entiende "que mucha gente esté enojada por no haber cobrado el sueldo" y negó que los funcionarios sean quienes reciben los haberes en primera instancia.

"(Los funcionarios) siempre cobramos últimos. El último mes que cobré es febrero y enero no me lo terminaron de pagar, pero eso es un detalle", dijo la mandataria provincial entre una sonrisa irónica a Telefé.

Sobre la protesta de manifestantes que terminó en represión con gases lacrimógenos y balas de gomas, la gobernadora sostuvo que su gobierno presentó todas las pruebas a la Justicia y que si bien había gente con motivos para protestar "había sectores que buscaban otro tipo de cosas, buscaban ese ataque planificado".

Kirchner negó que la intervención sea el camino que necesita Santa Cruz y usó un cliché kirchnerista para referirse a la delicada situación que enfrenta la provincia: "Lo que se necesita es gente que quiera laburar, gente que se juegue por el otro".

Cuando le preguntaron si el Estado santacruceño era un 'aguantadero' como lo había caracterizado Mauricio Macri, la gobernadora lo negó y dijo que no quería debatir con el Presidente. "No midió lo que estaba diciendo", afirmó. Además, la exministra de Desarrollo Social de la Nación sostuvo que su provincia recibió mucho menos adelanto de coparticipación del que percibieron Jujuy o la Buenos Aires de María Eugenia Vidal.

Kirchner afirmó que entre los años 2013 y 2015, la deuda había crecido en un 206 por ciento y que con las implementaciones y gestiones que hizo "se logró reducirla a un 25 por ciento". reiteró que recibió una "provincia quebrada, muy mal" de su antecesor Daniel Peralta.

"Al pueblo de Santa Cruz les digo que no viene a calentar ninguna silla. Estoy trabajando y haciendo lo mejor que puedo para sacar esta provincia adelante. No estoy en contra de las protestas sino de la violencia. De hecho, la protesta es válida cuando sirve para garantizar derechos, pero la violencia por sí misma no nos va a conducir a nada", concluyó.

Te puede interesar