Una mujer escapó de su casa y contó que estuvo más de 20 años secuestrada por su pareja

Policiales 01 de junio de 2019 Por
El sospechoso, de 57 años, está detenido con prisión preventiva. La víctima relató que la tuvo encadenada a la pata de una cama y que le cambió el nombre.
secuestro-pareja-rosario-2

L.C. se había resignado a vivir así. Pero el 8 de mayo pasado, Oscar R., su pareja, después de insultarla y acusarla de ser la responsable de perderle una herramienta de su taller mecánico, se descompuso y se encerró en el baño. Ella, que ya había cumplido 42 y vivía con él cautiva desde los 19 años, abandonó la resignación apenas se dio cuenta que el infierno a la que la había sometido se podía terminar si en ese mismo instante se escapaba.

Por primera vez en más de 20 años su pareja, de 57 años, había olvidado cerrar la puerta de la casa de la calle Santiago al 3500, en el barrio Cura de Rosario, y ella entonces agarró el teléfono celular del hombre, algo de dinero y huyó. Con el primer paso de libertad en la vereda recuperó la soberanía de su cuerpo y un rato más tarde se reencontró con su familia después de dos décadas.
Ese mismo día, L.C. (las iniciales son ficticias, para cuidar su identidad) se presentó en el Centro Territorial de denuncias del barrio de sus padres y denunció a su novio y secustrador, quien días más tarde fue detenido por orden de la Justicia.

La fiscal de Violencia de Género de Rosario, Luciana Vallarella, imputó al hombre por el delito de privación ilegítima de la libertad agravada por violencia y amenazas, relación de pareja, y por el tiempo que duró el "secuestro". De ser hallado culpable podría recibir una pena de entre dos y seis años, que para la fiscal, según admitió a Infobae, "no refleja el sufrimiento que la mujer pasó".
 
El juez que lleva la causa, Héctor Núñez Cartelle consideró que la acusación es de gravedad suficiente como para dictarle la prisión preventiva, ya que el hombre podría atacar a la mujer (entorpecer la investigación) o fugarse, por lo que el sospechoso esperará la llegada del juicio bajo el techo de una unidad penal rosarina.
Oscar R. siempre fue violento con su novia. Desde los primeros capítulos de la relación. La familia de ella notó rápidamente que el hombre era agresivo, celoso y que desde el primer momento intentó "aislarla" de su entorno, al punto que L.C. abandonó a un hijo que había tenido con una pareja anterior a él, por la presión y las amenazas de Oscar R.

Te puede interesar