Luisana Lopilato rompió el silencio sobre la salud de Noah

Espectaculos 10/04/2017
Gracias a Dios mi hijo está bien, dijo.

Luisana Lopilato rompió el silencio sobre la salud de Noah en una conferencia de prensa que dio junto a Guillermo Francella y el director Alejandro Maci para presentar la película Los que aman odian. "Gracias a Dios, mi hijo está bien", afirmó.

"Gracias a todos por estar acá. Gracias por el respeto. Quiero agradecer a la gente por el apoyo, por las cadenas de oraciones que hicieron, por el amor. Y quiero que sepan y transmitirles que todo llegó, que nos ayudó muchísimo para salir adelante", dijo, para arrancar. "Es difícil hablar, es todo muy reciente, todavía estoy un poco sensible con el tema", agregó. Y contó que sintió la fuerza que le envió el público: "Es diario el amor, cuando me paran en la calle. Es muy lindo saber que estás acompañado y que la gente te quiere".

Se la vio fuerte y feliz con el resultado del tratamiento y con haber retomado su trabajo. "Mi vida hizo un stop en estos 5 meses y ayer estaba en el set", relató. Y definió: "Cuando te pasan cosas como las que nos pasaron a nosotros uno cambia la perspectiva de su vida. Valoro ahora mucho la vida, el momento, el hoy".

Y contó cómo fue volver a sus actividades: "Me puse en el proyecto, en cumplir con todos y devolver un poco a todos y terminar algo que está muy bueno".

Luisana vivió meses dificilísimos y salió adelante gracias a su actitud positiva. "Lo único que me sostuvo fue la fe que tuve en que Dios tenía un milagro. Me puse fuerte en que mi hijo iba a estar bien. Transmitía eso a todos mis amigos y familia", contó.

"Como familia estuvimos siempre muy unidos y la luchamos hasta el final. Lo pusimos todo para nuestro hijo, para que salga adelante", agregó luego. Y siguió: "Hay que ser positivos, seguir retomando de a poquito la vida y demostrarle a mi hijo que hay un futuro".

Explicó además que el proceso de recuperación es largo. "Noah tiene que seguir con controles, pero estamos muy felices, tenemos muchas ganas de pensar en el futuro", indicó.

Agradeció también a la productora y al director de la película por darle la oportunidad de terminarla: "No solo creyeron en mí sino que también me esperaron para que pueda terminar esta película que amo y que amé desde el principio y de la cual me encanta formar parte".

"Al final, cuando todas las luces se apagan, lo importante es lo que tenemos en nuestra casa", finalizó.

El pequeño Noah fue diagnosticado con cáncer el año pasado y debió someterse a una operación y a un tratamiento en Estados Unidos. Hace poquito se supo que el nene salió adelante y que su salud está muy bien.

Los papás cancelaron todas sus actividades laborales. Luisana estaba filmando la mencionada película y tuvo que dejar todo. También canceló otro proyecto en cine que estaba a punto de empezar. Ahora, de a poco, está retomando su carrera.

Te puede interesar