Una criatura era abusada por su abuelo y su padrastro.

Locales 31 de mayo de 2018 Por
Un hombre de 67 años fue condenado a 10 años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la convivencia (2 hechos) en perjuicio de 2 nietas menores de edad y a un hombre de 35 años a la pena de 3 años de prisión condicional por el delito de abuso sexual simple agravado por la convivencia en perjuicio de una de esas menores, de la que es padrastro.
kl

El fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, representó al Ministerio Público ante la Sala II del Tribunal de Juicio del Distrito Judicial Metán en la audiencia de debate contra un hombre de 67 años, acusado de abusar sexualmente de dos de sus nietas y de un hombre de 35 años acusado de realizar tocamientos impúdicos a una de estas niñas, que es hija de su pareja. 

Los hechos fueron revelados por una mujer en representación de su hija y su sobrinaal descubrir que ambas eran víctimas de hechos de abuso sexual en el seno familiar. Los hechos se sucedieron desde 2015, cuando el sexagenario aprovechando la eventual convivencia con las menores, las accedió y las amenazaba para que no revelen la verdad. También denunció haber tomado conocimiento que el padrastro de su sobrina la sometía a tocamientos impúdicos cuando su madre no se encontraba presente. 

El juez Sebastián Fucho condenó al anciano a la pena de 10 años de prisión efectiva y al de 35 años a la pena de 3 años de prisión condicional. 

Te puede interesar