Selección argentina: Chiqui Tapia ya tiene lista la rescisión del contrato de Bauza y hoy sí lo echará

Deportes 10 de abril Por
El presidente de la AFA citó para las 19 al representante del Patón.
images (2)

Tal vez habría que citar a Joaquín Sabina, ese extraordinario intérprete andaluz. A fin de cuentas, el ciclo de Edgardo Bauza al frente de la Selección “duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks”. Fueron 250 días desde el 1° de agosto del año pasado, cuando Armando Pérez anunció su contratación después de un casting sábana, situación inédita en la Asociación del Fútbol Argentino. Hoy a las 19, después de una reunión que Claudio Tapia mantendrá con su representante, Gustavo Lescovich, el Patón quedará formalmente desvinculado del equipo nacional. Y el jueves por la noche, Chiqui se tomará un avión junto a Marcelo Tinelli. Primero, visitarán a Lionel Messi en Barcelona. Después, viajarán a Sevilla para ofrecerle la silla celeste y blanca a Jorge Sampaoli. Y todo indica que el entrenador nacido en Casilda dirá “sí, quiero”. Tendrá una misión caliente:llevar a la Argentina, hoy en zona de repechaje, al Mundial.

El operativo desgaste que se prolongó durante dos semanas, desde el momento en el que la Selección cayó ante Bolivia en La Paz, no fue exitoso. A pesar de que hasta se filtraron audios en los medios en los que Tapia tildaba de “boludo” a Bauza, el Patón se mantuvo firme. De hecho el jueves, en el predio de Ezeiza, el entrenador campeón de la Copa Libertadores con Liga de Quito y San Lorenzo le manifestó a Chiqui sus fuerzas para seguir al frente del equipo. Hasta habló de posibles cambios en las convocatorias. La reunión duró 23 minutos. Tinelli y Pablo Toviggino, presidente del Consejo Federal y futuro Director Ejecutivo de Viamonte, estuvieron presentes. “No le entró una bala al técnico”, deslizaron en el entorno de Tapia. Ya tenían decidido su reemplazo, pero esperaban un gesto del entrenador que cayó en la realidad cuando escuchó los mensajes de voz de Chiqui. A Lescovich, para colmo, ya le habían pedido el teléfono móvil que la AFA le dispensó al Patón. Señales inequívocas de que Rusia estaba más lejos que nunca.

¿Por qué no lo echaron antes y esperaron dos semanas para resolver el asunto? Tapia no quería que su primera decisión en la AFA tuviera que ver con el despido del entrenador. Se evaluó el costo político. “¿Y si Chiqui echa al entrenador y el que viene no nos clasifica al Mundial?”, era la pregunta recurrente en los pasillos de la casa madre de la pelota. Terminó ganando la postura de aquellos que pensaban que era necesario resolver la situación ahora, que de cualquier modo, vaya o no a la Copa del Mundo, la responsabilidad sería del mandamás de Barracas Central. Entre ellos estaba Daniel Angelici, capo de Boca y principal armador político de la nueva estructura de la AFA.

Te puede interesar