Provincia K tomada: cómo siguen las protestas en Santa Cruz

Nacionales 09 de abril Por
Tras la protesta que sitió a la propia gobernadora, empleados públicos y jubilados mantienen sus reclamos por las demoras en el pago de sueldos y haberes. Carpas, guardias mínimas y edificios ocupados.
58ea326795769protestas-santa-cruz-judiciales

Los conflictos por la crisis económica en Santa Cruz recrudecieron la semana pasada, cuando la gobernadora Alicia Kirchner se quedó encerrada en su despacho durante nueve horas por un protesta de docentes, jubilados y estatales que sitiaron la sede del ejecutivo provincial. La cuñada de Cristina Kirchner dejó el edificio por una puerta lateral, de madrugada.

Gobernada por el kirchnerismo durante más de 25 años y a pesar de las presidencias de Néstor y Cristina, la provincia atraviesa por una fuerte crisis y las protestas no se acabaron con la fuerte manifestación frente a la Casa de Gobierno provincial. Hay carpas instaladas en las calles y tomas en edificios públicos.

Desde hace nueve días hay una toma en la Caja de Previsión Social, donde jubilados autoconvocados reclaman el pago de sus haberes en tiempo y forma, de manera total y sin escalonamientos.

El edificio tiene tres pisos y en la sala de directorio, por ejemplo, se ven colchones enrollados, frazadas y dispensers de agua sobre los mostradores de atención, consigna Clarín. Todas muestras de la fuerte protesta que se desarrolla en el edificio.

Justamente el principal déficit de Santa Cruz es la caja jubilatoria, con un rojo anual que llega a los $ 2 500 millones. Los jubilados cobran el 24 de cada mes: la gobernadora argumentó que no tiene fondos y que por eso debe pagar en forma escalonada y con mayores plazos a los originales.

Otro de los focos de protesta es sobre la avenida Néstor Kirchner, donde desde hace dos semanas empleados judiciales se manifiestan con una carpa hecha con pallets, con un tacho con fuego para combatir el fuerte frío en la capital santacruceña.

Con críticas al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), los empleados cuestionan que la gobernadora haya declarado "inconstitucional" el aumento del 10% que otorgó la Corte Suprema, y que por ley cobran los judiciales. Al igual que los jubilados, estos trabajadores cobran de forma escalonada.

A la espera de una solución, los manifestantes mantienen su protesta en la carpa y se alternan para cumplir turnos las 24 horas, mientras comen guiso, lentejas, empanadas para alimentarse y combatir las bajas temperaturas.

Los hospitales no escapan de la crítica situación de la provincia, con medidas de fuerza y guardias mínimas. También las escuelas, donde todavía no empezaron las clases, tras la insistencia de la gobernadora de una propuesta de aumento de tan sólo 3% para los docentes. A la protesta se sumarán los padres, que el lunes se movilizarán con los maestros en una marcha de antorchas.

Te puede interesar