Velaron a un motochorro a los balazos y con canciones de cancha.

Nacionales 13 de marzo de 2018 Por
Se trata de un joven de 18 años que fue acribillado después de intentar robarle la cartera a una chica trans.
cho

Un joven y conocido delincuente del barrio Villa 9 de Julio, en Tucumán, fue despedido la semana pasada por sus familiares y amigos en medio de gritos, canciones de cancha y decenas de disparos al aire, según informó Infobae.

El hecho ocurrió el último viernes y fue filmado por uno de los presentes en el funeral. De tal manera, las imágenes no tardaron en viralizarse a lo largo de toda la provincia.

De acuerdo a la prensa local, se trata de Andrés Luis Ledesma, un joven de 18 años que fue asesinado el miércoles 7 de marzo después de intentar robar una cartera a una señora junto a un colega a bordo de una moto.

Diversos diarios tucumanos informaron que el miércoles, cerca de las seis de la mañana, Ledesma y su compañero le robaron la cartera a una mujer trans en la zona de la Cruz Papal de Alderetes.

Una vez cometido el delito intentaron huir hacia la capital, pero enseguida se dieron cuenta de que un auto negro los empezó a perseguir.

Después de intentar esconderse en el parque 9 de Julio, los delincuentes trataron de escapar por la calle Coronel Suárez. Sin embargo, cuando ni siquiera habían recorrido 200 metros fueron interceptados por un auto negro, desde el que se efectuaron dos tiros: el segundo de ellos impactó directo en la cabeza de Ledesma, que murió en el acto.

Las principales sospechas de los investigadores radican en que el autor de los disparos era una suerte de “cuidador” o “seguridad” de la chica trans que sufrió el delito en plena calle.

“Desde hace mucho tiempo que se lo decíamos a su madre. Sabíamos que si no dejaba las drogas, terminaría con un tiro en la cabeza. Y eso fue lo que pasó”, aseguró la tía de Ledesma, María Bustos, a La Gaceta.

Durante el video del velorio, se puede percibir el clima encontrado. Entre el llanto y los sollozos de los familiares del joven también se escuchan las explosiones de bombas de estruendo y se ve cómo varios presentes toman sus armas y disparan tiros al aire.

Así, los entierros con disparos de fondo parecieron repetirse en la provincia de Tucumán. A inicios de febrero, se produjo el mismo ritual dentro de la cancha de Atlético de Tucumán. Un joven de 16 años llamado Víctor Raúl Robles fue asesinado por la policía después de un intento de robo. Minutos antes de su entierro, fue despedido en el estadio Monumental José Fierro en medio de canciones del club de sus amores y el sonido de los disparos de armas de fuego.

Te puede interesar