Una leyenda de más de un siglo de vida: Kirk Douglas cumplió 101 años

Espectaculos 09 de diciembre de 2017 Por
El célebre actor celebró rodeado de su familia, entre ellos el también famoso Michael, uno de sus hijos. A lo largo de su carrera participó en más de 50 films y fue reconocido por la Academia con un Oscar Honorífico en 1996
ki

Es toda una leyenda de Hollywood, pero también un verdadero ejemplo de vida que supo sobrevivir a una guerra, a accidentes de avión, a enfermedades y hasta la muerte de un hijo.

Por eso, bien vale el festejo junto a su familia -entre ellos su también célebre hijo, Michael, claro está- para Kirk Douglas, quien hoy cumple 101 años de vida.

Nacido en las afueras de Nueva York en el seno de una familia de campesinos rusos, el legendario actor fue bautizado como Issur Danielovitch Demsky, aunque cuando abrazó la profesión lo cambió por el que hoy lo conoce todo el mundo.

Empezó su carrera en los teatros de Broadway, pero tuvo que imponerle un parate obligado a su pasión ya que fue convocado por el ejército norteamericano para defender a su patria durante la Segunda Guerra Mundial, durante la que fue destinado a una base militar en el Océano Pacífico.

A su regreso de la guerra, empezó a construir su gran carrera de la mano de recordados roles en films como Espartaco, Sed de vivir, El ídolo de barro y Cautivos del mal, entre otros tantos.

(Crédito de Foto: AP)
(Crédito de Foto: AP)

También supo vivir grandes historias de amor, primero con Diana Dill, madre de sus hijos mayores, Michael y Joel, y luego con algunas de las actrices más famosas de entonces como Joan Croawford, Marlene Dietrich, Patricia Neal, Lana Turner, Gene Tierney y Faye Dunaway.

(Crédito de Foto: AFP)
(Crédito de Foto: AFP)

Sin embargo, Douglas rehizo su vida sentimental junto a su segunda esposa, Anne Buydens, con quien tuvo a Peter y Eric, y con la cual continúa casado hasta el día de hoy.

(Crédito de Foto: AFP)
(Crédito de Foto: AFP)

Y, si bien la guerra fue un duro trance para él, y salió ileso de más de un accidente aéreo, el golpe más duro para él en la vida se lo dio la pérdida de Eric, el menor de sus herederos, a causa de una sobredosis.

Sin embargo, nada logró derribarlo, como tampoco lo hicieron el infarto cerebral que sufrió en 1996 y que le paralizó parte de la cara y del cuerpo y le hizo perder el habla, ni las distintas operaciones en las rodillas que debió afrontar.

Y, si bien la Academia de Hollywood lo reconoció en 1996 con un Oscar Honorífico a su trayectoria -que incluye más de 50 películas entre 1946 y 2005- seguramente el premio más importante para él sea poder celebrar más de un siglo de vida rodeado del amor de los suyos.

Te puede interesar