Crimen de Jimena Salas: difunden el retrato de dos sospechosos.

Locales 07 de diciembre Por
Los fiscales penales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix, revelaron como probable que los asesinos lograron acceder a la casa de la víctima a partir del “cuento del perro extraviado”. Asimismo informaron que tras arduas diligencias y pericias, entre ellas el envío de un dispositivo especial desde Taiwán, se pudo recuperar fotos y otros datos del celular de Jimena que apoyan dicha hipótesis.
iden

Tras la difusión de un vídeo con aspectos destacados de la investigación que se encuentra disponible en este sitio, el fiscal Paz resaltó los esfuerzos realizados en los últimos días en torno al celular de la víctima. Recordó que dicho aparato fue hallado tres días después del crimen en la ruta 9, arrojado por los asesinos al escapar de la escena del homicidio.

“Luego de agotar todos los esfuerzos en organismos provinciales y nacionales, finalmente la fiscalía logró recuperar información del teléfono celular a partir de una serie de diligencias que se realizaron con una empresa privada  especializada en recuperación de datos”, explicó el fiscal.

Previamente se logró extraer con éxito la memoria interna del teléfono, tarea que fue realizada por expertos del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mediante una técnica denominada “Chip-off”.

“En vista de que en el país no existía el equipamiento necesario para poder extraer los datos de la memoria de esta marca de teléfono celular, es que la fiscalía acudió a una empresa privada, la cual estaba capacitada para la extracción pero no contaba con el dispositivo, consistente en un equipo que lee la información de determinados aparatos, entre ellos el de Jimena Salas”.

Ante ello, la empresa adquirió desde Taiwán dicho dispositivo. “Con este equipo, en los últimos días fue posible la extracción de la información de la memoria interna, de la cual surgieron fotos, en las cuales se puede ver al perro utilizado de excusa para abordar a la víctima y una toma parcial de uno de los supuestos asesinos”, agregó.

Desafortunadamente la foto que la misma víctima tomó del sospechoso no muestra su rostro, aunque si se advierten otras características corporales y vestimenta, como así también se puede observar al perro utilizado por los dos hombres que visitaron a Salas minutos antes de que fuera asesinada.

Paz resaltó los esfuerzos realizados tanto desde la fiscalía como así también otras gestiones con organismos nacionales en procura de recuperar estos datos. “La información obtenida nos permite avanzar sobre la hipótesis de que Salas habría sido abordada con intenciones de robo, pero que debido a circunstancias que aún se desconocen, fue brutalmente asesinada”, explicó.

Asimismo, señaló que la modalidad de abordaje con el uso de un perro, en este caso de raza Caniche Toy color gris ceniza, fue corroborada por otros vecinos del barrio San Nicolás, quienes también recibieron la visita de los dos sospechosos que llegaron con la excusa del “perro extraviado”.

“En los casos de los testigos que refirieron haber sido contactados por los sospechosos con este ardid, no fueron víctimas de delitos, por lo que no radicaron denuncias. No obstante, las declaraciones que brindaron en la causa son muy importantes, ya que ayudaron en la confección de los retratos de los presuntos asesinos”, dijeron los fiscales.

Si bien, la fiscalía ya había difundido el retrato de uno de los sospechosos, aún se desconocía detalles fisonómicos del otro cómplice. “Se trata de un sujeto joven, de entre 25 y 30 años, tez blanca, tonada de la zona, buen trato, amable y bien vestido, delgado y una estatura de un metro setenta centímetros”.

Te puede interesar