Guía práctica para entender los créditos hipotecarios que impulsa el Gobierno

Nacionales 26 de marzo Por
Los bancos públicos otorgarán préstamos a 30 años, pero cada uno ofrece particularidades a tener en cuenta. Los privados también tienen alternativas. Pros y contras del sistema UVA.

El Gobierno apuesta a que los créditos hipotecarios UVA acerquen a la clase media a la vivienda propia. Son préstamos en los que el capital está atado a la inflación, por lo que no se licúa. Por eso, la tasa de interés es más baja que la de los créditos tradicionales y la cuota inicial es más accesible.

Las UVA

Los préstamos no son en pesos, sino en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). Las UVA ajustan por el Índice de Precios al Consumidor del Indec. Cuando el Banco Central creó este sistema, el 1 de abril de 2016, cada UVA equivalía a $14,05. El viernes, una UVA cotizaba a $ 17,95.

En otras palabras: si una familia sacó un crédito UVA por $ 1 millón el 14 de abril, ese capital se encareció en algo menos de un año casi 28 por ciento. A eso se debe sumar la tasa de interés, que es fija.

Te puede interesar