Detectan un virus digital que secuestra celulares y pide rescate por mensaje de voz

Tecnologia 23 de marzo Por
Toman el control del móvil por Internet y luego exigen dinero para liberarlo. Es de origen chino.
virus-informaticos

Desde hace ya un buen tiempo que los hackers -de manera remota, es decir por Internet- son capaces de tomar el control de una PC. Y en muchos casos le bloquean a su dueño el acceso al sistema, y para liberarlo le piden rescate. En general lo que exigen son sumas menores de dinero, que se deben depositar en cuentas de otros países. Esta misma modalidad se comenzó a extender a los celulares inteligentes, con conexión a Internet. Es más, los piratas informáticos ahora también recurren a la voz para comunicarse con sus víctimas. En el programa malicioso Jisut, los “secuestradores” piden un rescate a cambio de devolver el control del móvil a través de un mensaje de voz, en vez del tradicional texto que usaban cuando comenzó a expandirse esta modalidad del ciberdelito.

Este código malicioso, detectado por la empresa de seguridad ESET en dispositivos Android, es una nueva versión de un “ransomware” (programa que busca hacerse con el control de un terminal) que apareció a principios de 2014 en China y que desde entonces ha evolucionado a cientos de variantes con todo tipo de mensajes.

El proceso de infección de Jisut se produce descargando un archivo malicioso. Una vez instalado el programa en el dispositivo, si el usuario lo ejecuta verá cómo pierde sus derechos de administración, lo que deja el “smartphone” a merced de los piratas informáticos.

Además del tradicional rescate, esta vez exigido a través de una nota de voz en lugar del texto que hasta ahora se usaba, el programa malicioso accede al perfil del usuario en la red social china ‘QQ’ para robarle sus credenciales de acceso.

Para la firma de seguridad, la forma de acabar con este tipo de software malicioso es no ceder al chantaje, ya que “es la forma de evitar que los ciberdelincuentes continúen haciendo su agosto”.

“Además, nadie garantiza que vayas a recuperar tus archivos y datos si pagas el rescate”, finaliza el vocero de ESET España, Josep Albors.

Para intentar desinstalar el ‘software’ malicioso, es necesario acceder de forma manual a los ajustes de gestión del dispositivo, eliminar los derechos de administrador y borrar después la aplicación en cuestión. Si esto no funciona, como último recurso se puede hacer una restauración total del dispositivo, aunque con este método se perderán los archivos personales, con lo que lo recomendable es, antes, resguardar todos los archivos en otro dispositivo.

Según se observa desde ESET, el número total de detecciones de este tipo de malware se duplicó en comparación con 2015. No todas buscan extorsionar a las víctimas, ya que algunas sólo buscan vender aplicaciones o su código fuente y otras sólo pretenden bloquear el dispositivo

Te puede interesar