Guillermo Barros Schelotto: "Nosotros tenemos la ventaja y hay que ver si nos alcanzan"

Deportes 28 de mayo Por
Tras igualar ante Huracán, Boca podría perder la punta si River gana sus dos partidos pendientes. Sobre el partido, el DT se lamentó: "Estaba ganado. Era la última pelota y nos empataron de penal".
barros-schelotto

El entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, procuró buscarle un lado positivo a una noche en la que su equipo comprometió el primer puesto en el campeonato doméstico y lo hizo al aferrarse a que todavía disponen de una ventaja en la cantidad de puntos y "hay que ver" si los "alcanzan".

"Nosotros tenemos la ventaja y hay que ver si los rivales nos alcanzan entre el domingo y los partidos que deben. Hay que ver los resultados de los demás todavía", casi desafió el Mellizo sin nombrar a River Plate, el archirrival que los acecha y es su principal y fundamentada amenaza, aunque también hay otros perseguidores.

Ocurre que Boca volvió a jugar mal, en la ocasión ante Huracán en el Palacio Tomás Adolfo Ducó, pero al menos se imponía 1-0, aunque ese número favorable se desvaneció en el tiempo adicionado, cuando Alejandro Romero Gamarra aportó de penal el 1-1 definitivo.

En consecuencia, Boca sigue encabezando la tabla de posiciones, ahora con 53 unidades, pero con 48 lo siguen de cerca Newell's Old Boys, Banfield y River Plate, que este domingo recibe a Rosario Central y todavía tiene pendiente el encuentro con Atlético Tucumán.

"Llevaban mucho tiempo sin cobrarme un penal en contra. Ahora falta el otro", respondió Guillermo al atender a los periodistas, cuando uno de ellos le dijo que la sanción dispuesta sobre la hora por el árbitro Darío Herrera.

"La diferencia entre los de arriba y los de abajo en el fútbol argentino no existe; es mínima. No solamente hay que analizar el espacio de la cancha donde se desarrolló el juego. El partido estaba ganado. Era la última pelota y nos empataron de penal. Estaba lejos, no la vi. No sé si fue penal o no", argumentó el conductor boquense.

El director técnico también remarcó que a su equipo ante el Globo lo vio bien parado.

"Lo único bueno que te puedo decir es que estuvimos siempre bien parados. De hecho, el gol viene de un penal, no de una jugada. Nos faltó juego y llegar más, pero los rivales se defienden, se meten atrás, no nos salen a jugar. Tuvieron ese penal y empataron", adujo.

"Desde que hicimos el gol Huracán pateó menos que antes. Nos dimos cuenta de que no habíamos podido jugar bien hasta el minuto setenta y cinco y que después tampoco lo íbamos a hacer. Habíamos logrado poner la ventaja y no pudimos ganarlo", lamentó Guillermo.

"Uno trabaja en lo futbolístico, fundamentalmente. Todos los jugadores de Boca saben la importancia de llegar bien de la cabeza a cada partido y más en esta instancia", redondeó el entrenador del conjunto que sigue en la cima de la competencia doméstica.

Te puede interesar