Francia elige presidente, en un balotaje clave para el futuro de Europa

Internacionales 07 de mayo Por
El centrista Macron, que es el favorito para suceder a Hollande, se enfrenta a la ultraderechista Le Pen. Las repercusiones en el continente.
macron-lepen

Los franceses votan en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales para decidir quién gobernará el país en los próximos cinco años, si el centrista proeuropeo Emmanuel Macron o la ultraderechista eurófoba Marine Le Pen. Al mediodía la participación era de 28,23%, casi la misma con relación a la primera vuelta pero en ligera baja respecto a la segunda ronda de 2012.

Macron, que se presenta por primera vez al veredicto de las urnas, es el gran favorito según los sondeos para reemplazar al presidente socialista François Hollande, al término de una campaña atípica y sacudida en la recta final por un ataque hacker. La victoria del Brexit en el Reino Unido y de Donald Trump en Estados Unidos incita a ser prudentes a la hora de interpretar las encuestas por su dificultad para medir el posible impacto del voto en blanco y de la abstención

El resultado de las elecciones se extenderá más allá del país europeo, desde el extremismo en Siria hasta el Consejo de Seguridad de la ONU. Para los analistas, su repercusión podría ser mayor que la del Brexit. "Hoy está en juego Francia", dijo Bernadette, una mujer de 73 años, tras votar en Marsella, aliviada de ver el fin de una campaña que calificó como "un plomo". Para la parisina Marie Piot, de 32 años, "el mundo está pendiente de nosotros. Después del Brexit y de Trump, es un poco como si fuéramos el último bastión de las Luces".

Más de 47 millones de franceses están convocados a las urnas hasta las 18 hora local bajo una estricta vigilancia, en un país en estado de emergencia tras una ola de atentados yihadistas. A esa hora (las 15 hora de Argentina) se conocerán los primeros resultados. Los dos candidatos votaron en el transcurso de la mañana en el norte de Francia: Macron, acompañado de su esposa Brigitte, en la turística localidad de Le Touquet y Marine Le Pen en su bastión obrero de Hénin-Beaumont.

La recta final de la campaña se vio sacudida por un enésimo sobresalto. Minutos antes del cierre oficial, el viernes a medianoche, las redes sociales se vieron inundadas de decenas de miles de documentos internos de íEn Marcha!, el partido de Macron. Su equipo denunció inmediatamente un ataque masivo y coordinado para "desestabilizar la democracia", "similar al ocurrido durante la última campaña presidencial en Estados Unidos" contra la demócrata Hillary Clinton.

Te puede interesar