Detuvieron un colectivo en la General Paz

Nacionales 03 de abril de 2020 Por Radio Vos
Tras una larga espera para verificar por qué habían recorrido todo el país en cuarentena fueron a tres hoteles.
colect

Un colectivo proveniente de La Quiaca (Jujuy) con 62 personas, entre los que había ciudadanos de Venezuela, Perú, Brasil y Colombia, además de argentinos, fue demorado en la tarde de ayer en la avenida General Paz (Buenos Aires) y uno de los pasajeros tenía fiebre.

Según informaron fuentes policiales, además de los efectivos que realizaban el procedimiento, se hizo presente personal del Same que activó las directivas de protocolo en el marco de la pandemia de covid-19 y uno de los pasajeros que tenía fiebre fue derivado a un hospital.

"Estamos haciendo un procedimiento en un operativo en un ingreso a la Capital, un micro proveniente del norte, estábamos haciendo la trazabilidad con fuerzas federales y lo detuvimos en la General Paz. En el micro hay 62 personas, extranjeros en su mayoría, y está viniendo una comitiva de Migraciones porque nos resulta muy irregular", expresó el secretario de Justicia y Seguridad, Marcelo D'Alessandro.

Además, D'Alessandro indicó que habrá que esperar "la investigación del doctor Ercolini (juez federal)" y clarificar a partir de allí cuál es la situación "sanitaria y de documentación" de cada pasajero.

En tanto, voceros del Gobierno de Jujuy confirmaron que ellos autorizaron la salida de la unidad con turistas de Venezuela, Perú, Brasil, Colombia y argentinos ya que estas personas "cumplieron la cuarentena en La Quiaca". "Estaba autorizado. Llevaba las personas a las embajadas que serán las encargadas de controlar que cumplan con la cuarentena", explicaron y agregaron que "algunas querían irse a sus países pero no podían pasar por Bolivia".

Entre algunas de las personas que viajaba, que salió el miércoles de Jujuy, iban -según confirmaron las fuentes- "hinchas de Independiente Medellín de Colombia que vinieron al país para ver el partido con Boca hace más de un mes".

Además, desde el Gobierno de Jujuy se informó que las embajadas involucradas están al tanto del viaje.

Sin embargo, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) dio otra versión de la salida del colectivo desde Jujuy hacia Capital Federal, ya que sostiene que las personas desconocían el destino al que las estaba trasladando. Junto a otras organizaciones, el Cels presentó un habeas corpus para que la Justicia Federal de Jujuy garantizara las medidas de protección de las personas.

"El martes 31 de marzo, a última hora, las autoridades de Jujuy decidieron disponer el traslado de un grupo de personas migrantes de manera compulsiva, arbitraria e irregular. Estas personas, originarias de Perú, Venezuela y Colombia, habían ingresado a la Argentina para radicarse aquí o habían llegado hasta La Quiaca para abandonar el país, justo antes de que las fronteras fueran cerradas", contó el Cels en su página.

Finalmente anoche los pasajeros fueron derivados a tres hoteles de Buenos Aires para la cuarentena.

Varados en la frontera

Una historia sin fin para los hinchas colombianos del Deportivo Independiente de Medellín que el pasado 9 de marzo ingresaron al país parta presenciar el partido entre su equipo y Boca por la segunda fecha de la Copa Libertadores. A su retorno quedaron varados en La Quiaca, donde cumplieron los 14 días de cuarentena establecidos por el Gobierno de Jujuy, entre los barras del DIM también estaban otros ciudadanos cafeteros que estaban en calidad de turistas. Un medio local publicó un artículo sobre el periplo de los hinchas para retornar a Colombia luego de presenciar un partido de fútbol. Todos ellos cuentan con pasaporte y su ingreso legal fue constatado por la Dirección de Migraciones con asiento en el puente internacional “Horacio Guzmán”.

A ese grupo se sumaron venezolanos que ingresaron días pasados a la Argentina por La Quiaca en calidad de migrantes refugiados y peruanos que tampoco podían viajar.

El grueso de los barras cumplió cuarentena en el Comedor Mickey, espacio del municipio quiaqueño, mientras los venezolanos fueron hospedados en las oficinas de la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes. En todo el tiempo de su estadía en la ciudad fronteriza, desde el hospital “Jorge Uro”, constantemente realizaban los controles correspondientes certificando ninguno presente síntomas de covid-19.

Es así que luego de los 14 días de cuarentena, para facilitar su traslado y deportación a sus países de origen los 37 extranjeros fueron autorizados a partir desde La Quiaca con destino a Buenos Aires. Una unidad de la empresa Balut partió la mañana del miércoles, hubo un importante operativo policial que se diagramó al momento de que los barras colombianos subieron al colectivo, lo propio sucedió con las familias venezolanas. Para garantizar que el trayecto sea normal hasta la capital jujeña efectivos de Gendarmería viajaron en el mismo colectivo, que en la víspera arribó a Buenos Aires y se produjo el incidente.

No tiramos gente por la borda”

El gobernador de Jujuy GERARDO MORALES, con medios nacionales, dijo que “son personas que se encontraban en nuestra provincia en distintas situaciones. Algunos de ellos son venezolanos, brasileros, peruanos, colombianos y argentinos. Todos ellos hicieron la correspondiente cuarentena en La Quiaca, donde se les proveyó alimentos y el control sanitario”. Agregó que “se hizo el pedido de autorización por escrito a las embajadas de Brasil y Perú, y aseguraron que ellos se encargarían de repatriar a sus ciudadanos”.

Aclaró que los ciudadanos colombianos se encontraban en tránsito por el país dado que vinieron a ver a Deportivo Independiente de Medellín. “Ayer llegó a Retiro un micro que también salió de aquí, pero como allí iban ciudadanos franceses, suizos y alemanes no pasó nada de esto. Como son europeos nadie dijo nada”, aseveró.

“En Jujuy no tiramos gente por la borda, no nos sacamos gente de encima, de esa forma no trabaja mi Gobierno. Desde que comenzó la cuarentena asistimos a más de 800 extranjeros”, finalizó.

Te puede interesar